endodoncia en torremolinos

Endodoncia

La endodoncia o tratamiento de conductos es un procedimiento por medio del cual se elimina la pulpa afectada de un diente, dañado o muerto y se sella el conducto. Se trata, pues, del tratamiento de conductos radiculares.

La terapia consiste en la extirpación parcial o la extirpación total de la pulpa dental y se aplica, principalmente, en piezas fracturadas, con caries profundas o lesionadas en su tejido pulpa.

Los objetivos de la endodoncia son:

  • Limpiar el sistema de conductos radiculares con el fin de dejar el conducto lo más aséptico posible.
  • Conseguir el sellado del tercio apical y del resto del conducto.
  • Conseguir un cierre biológico a largo plazo.

Solicítanos más información en nuestra Clínica odontológica en Torremolinos.

El tratamiento de conducto es necesario cuando el nervio de un diente se ve afectado por caries o infecciones. Con el fin de preservar el diente, la pulpa (tejido vivo dentro del diente), los nervios, las bacterias y cualquier caries son removidos y la cavidad resultante es rellenada con un material médico dental especial que restaura completamente la función del diente.

Un tratamiento de endodoncia en un diente comprometido es el tratamiento de elección para preservar un diente que de otra manera moriría y sería extraído. Muchos pacientes creen que la extracción de un diente que tiene problemas es la solución ideal, pero en realidad una extracción dental será finalmente más costosa y causará problemas significativos a los dientes adyacentes.

El tratamiento de conducto es exitoso y generalmente dura toda la vida, aunque ocasionalmente el diente tiene que ser extraído debido a nuevas infecciones.

Signos y síntomas de un posible tratamiento de conducto:

 

  • Un absceso (o fístula) en las encías
  • Sensibilidad al calor y al frío
  • Dolor de muelas severo
  • Algunas veces, no se presentan síntomas
  • Hinchazón y/o sensibilidad

Razones para el tratamiento de conducto:

 

  • La caries dental ha alcanzado la pulpa dental (el tejido vivo dentro del diente)
  • Se ha formado una infección o absceso dentro del diente o en las puntas de la raíz.
  • Una lesión o traumatismo dental

¿Qué es un tratamiento de conducto?

El tratamiento de conducto requiere una o más citas y puede ser realizado por un dentista o endodoncista (especialista en conducto radicular).

Mientras el diente está entumecido, se coloca un dique (lámina de goma) alrededor del diente para mantenerlo seco y libre de saliva. Se hace un pozo de acceso en la parte superior del diente y se coloca una serie de limas de canal de raíz en la cavidad, una a la vez, removiendo la pulpa, el tejido nervioso y las bacterias. Si la caries dental está presente, también se eliminará con instrumentos dentales especiales.

Cuando el diente se limpia a fondo, se sella con un empaste permanente o, si se requieren citas adicionales, se aplica un empaste temporal.

En la próxima cita, generalmente una semana después, las raíces y la cavidad dentro del diente serán rellenadas y selladas con un material dental especial. Se hará un empaste para cubrir la cavidad en la superficie del diente. Además, todos los dientes que tienen un tratamiento de conducto deben recibir una corona. Esto protege el diente y evita que se rompa, y también restaura su función completa.

Después del tratamiento, su diente puede permanecer sensible, pero esto desaparecerá tan pronto como la inflamación disminuya y el diente sane.

Usted recibirá instrucciones de cuidado después de cada cita. Las buenas prácticas de higiene bucal y las visitas regulares al dentista le ayudarán a preservar su tratamiento de conducto.

 

0/5 (0 Reviews)