¿Cómo prevenir y tratar la pulpitis dental?

Es de suma importancia cuidar de nuestra salud bucodental, ya que solo de esa manera se puede prevenir de forma efectiva la aparición de todo tipo de afecciones bucodentales que pueden ser delicadas. Como es el caso de las infecciones pulpa dental de la cual estaremos hablando en el artículo de hoy.

¿Cómo localizar la pulpa dental?

Para comprender por completo de qué va este tipo de afección, es fundamental conocer qué es la pulpa dental y en donde se encuentra. Nuestras piezas dentales cuentan con una estructura específica y cada parte de ellas es importante. Tanto las partes externas como las internas.

La pulpa en sí se encuentra en el interior de cada pieza dental y es conocida de forma común por el nombre de nervio. Por tanto, la pulpa es una de las partes internas de la corona dentaria más importantes de todas.

Parte interna de un diente

De forma externa podemos ver cada pieza dental y pensar que todas ellas son simplemente una especie de hueso. Pero lo cierto es que cada diente tiene una estructura interna específica. Las partes internas de los dientes son todas aquellas que se encuentran luego de esmalte y son las siguientes:

  • Dentina: La dentina está justo debajo del esmalte y es un tejido duro que está compuesto de una cantidad de túbulo microscópicos.
  • Pulpa: Luego de la dentina está la pulpa, que es la parte más profunda de la pieza dental y que está compuesta por nervios y vasos sanguíneos.
  • Cemento: Es la parte externa de la raíz que permite la unión de las raíces de los dientes al hueso de los mismos.
  • Ligamento periodontal: Son las fibras colágenas que permiten mantener las piezas dentales fijas al hueso maxilar.

¿Para qué sirve la pulpa dental?

Cada parte de los dientes cumple con una función específica y la de la pulpa es muy importante. En principio, cumple con el objetivo de enviar señales sensoriales al organismo en caso de que los dientes padezcan de algún tipo de daño o afección dental.

Además, cuando se está en pleno desarrollo dental, la pulpa es la encargada de nutrir toda la pieza y propiciar la formación de la dentina. Por lo tanto, la pulpa dental cumple con funciones importantes desde que somos pequeños, hasta que somos adultos.

Pulpitis dental ¿Qué es?

Ahora que conoces mejor qué es la pulpa dental y dónde se encuentra ubicada, es momento de hablar sobre la pulpitis dental. Se habla de una pulpitis cuando se tiene la pulpa inflamada.

La inflamación de esta parte del diente no suele ser muy frecuente, pero cuando sucede es importante tratarla a tiempo ya que puede ser delicada. La generación de una inflamación en esta área puede darse por diversos motivos. Pero entre los más frecuentes están las caries, el bruxismo o algún tipo de traumatismo dental.

¿Cuántos tipos de pulpitis dental hay?

Es importante reconocer que existen diversos tipos de pulpitis dental. La variación de estos tipos depende de la gravedad de la inflamación en cuestión. Por tanto, de los casos de pulpitis, se pueden distinguir dos tipos en total. Los cuales te explicaremos a continuación:

Pulpitis dental reversible

Cuando se está ante un caso de pulpitis dental reversible se trata de una inflamación que será leve y pasajera. Una pulpitis de tipo reversible se genera cuando hay algún estímulo que la genera y, por ende, culmina una vez que dicho estímulo ha desaparecido.

La generación de una pulpitis dental reversible puede darse debido a la ingesta de alimentos muy fríos o muy calientes. Así como también cuando las personas se someten a un tratamiento de blanqueamiento dental o cuando se genera un cambio de pH en la pieza dental en cuestión.

Pulpitis dental irreversible

En cambio, cuando se está ante una pulpitis dental irreversible es un caso mucho más avanzado. Puesto que la pulpa dental inflamada está en un caso severo en el cual se vuelve imposible hacer que vuelva a su estado natural.

Los casos de pulpitis dental irreversible se generan cuando las personas reciben impactos continuos en sus piezas dentales. Como por ejemplo en casos de bruxismo grave o en caso de haber padecido de un fuerte traumatismo.

Por supuesto, este tipo de pulpitis puede ser tratada médicamente, pero para ello necesitas acudir con un dentista profesional que esté capacitado para tratarte en un caso así. El primer síntoma que hará que notes que padeces de una pulpitis irreversible es el oscurecimiento de la pieza dental.

¿Qué es la necrosis pulpar y que tipos hay?

Cuando se está ante una pulpitis aguda que no ha sido tratada a tiempo se da pie a la necrosis pulpar. En resumen, se trata de la muerte del nervio dental debido a que se detiene el riego sanguíneo por esta zona del cuerpo.

La necrosis pulpar se puede diagnosticar con facilidad por medio de una radiografía dental. Además, es importante destacar que se reconocen dos tipos de necrosis pulpar en la actualidad:

Necrosis aséptica o por coagulación

Los casos de necrosis por coagulación se generan cuando hay un bloqueo o disminución de la circulación sanguínea en el nervio. Este tipo de necrosis en específica suele ser asintomática y es muy frecuente en niños pequeños cuando se golpean las piezas dentales.

Cuando se está ante una necrosis por coagulación no siempre se llega al nivel de la muerte del nervio. En algunas ocasiones se puede llegar a un estadio intermedio que suele ser conocido por el nombre de calcificación.

Necrosis séptica o por gangrena

En cambio, la necrosis por gangrena es mucho más grave. En este tipo de situación la pieza dental padece de una inflamación severa y presenta una colonización de bacterias. El nivel de dolor que genera la necrosis séptica es muy agudo e intenso. De allí que sea una afección que debe ser tratada urgentemente por un profesional.

¿Qué daña la pulpa dental?

Son diversas las afecciones, accidentes o acciones que pueden generar daños graves en la pulpa dental. Principalmente son todos aquellos sucesos que generan daños en la estructura dental y que por ende queda expuesta la pulpa del diente. Entre los factores más comunes que generan daños en la pulpa dental se encuentran:

  • Mala higiene bucal
  • Caries
  • Enfermedades periodontales
  • Actores genéticos
  • Abrasión dental
  • Erosión dental
  • Traumatismos dentales que generen fisuras o fracturas
  • Bruxismo
  • Mala praxis en tratamientos dentales

¿Qué tratamientos hay para la pulpitis?

Por supuesto, debemos hablar también sobre la pulpitis aguda tratamiento. Seguir un tratamiento dental adecuado según cada caso de pulpitis es lo idóneo para detener los daños que genera esta afección. Claro está, el tratamiento en cuestión puede variar según el motivo por el cual se generó la afección o el nivel de gravedad de la misma.

En casos leves los dentistas solo deben dar con el factor que generó la inflamación y así tratar el caso de raíz. En muchas otras situaciones se puede recurrir a la excavación total de caries o realizar una obturación dental.

Si tú consideras que estás padeciendo de molestias que podrían comprometer la pulpa de tus piezas dentales, debes acudir cuanto antes con un profesional. En Clínica B Murri estamos totalmente preparados para atender este tipo de afección dental. Por medio de nuestra sección de Contacto podrás comunicarte con nosotros para así atender el caso lo más pronto posible.

¿Qué sucede con la pulpitis en los dientes de leche?

Cuando se genera una pulpitis en niños que aún tienen dientes de leche, el tratamiento a seguir es totalmente distinto. Para estos casos los profesionales recomiendan llevar a cabo una pulpectomía, que no es más que una intervención en la que se limpia de forma profunda el interior de la pieza dental.

En caso de que el tipo de pulpitis sea irreversible, el dentista debe optar por realizar una pulpotomía coronal. Siempre y cuando el daño de esta afección no haya llegado a la raíz de la pieza dental.

¿Cómo puedo salvar los dientes necrosados?

Para los casos en los que ya hay una necrosis presente, se recurre a la endodoncia. Con este tratamiento se logra frenar por completo la necrosis y así no tener que perjudicar la pieza dental como tal.

Claro está, incluso con una endodoncia, no se puede recuperar por completo el color original de la pieza dental. Para esto puedes recurrir, luego de la endodoncia, a un tratamiento de blanqueamiento dental o el uso de carillas dentales.

Ir arriba Call Now ButtonPIDE TU CITA