dolor de encías

Dolor de encías

El dolor de encías suele atribuirse a una inflamación y algunas veces existe algún sangrado. Este diagnóstico es muy recurrente en personas de 25 y 50 años de edad. Además, es una de las principales preocupaciones del cuidado bucal a nivel mundial.

En muchos casos, el dolor de encías puede ser causado por infecciones que se reproducen en la boca. Al no ser debidamente tratadas, pueden devenir en otras enfermedades como la gingivitis (que es inflamación). Este proceso es acompañado de dolor con intensidad variable.

¿Te ha preocupado desde hace tiempo sobre este padecimiento? En Clínica B. Murri queremos ofrecerte la mejor información. Por tanto, a través de este post entenderás si tu estado bucal está bien, o debes consultar al dentista.

dolor encías inflamadas

¿Qué es el dolor de encías?

Puede ser frustrante tener encías sensibles al masticar alimentos o durante el cepillado. El dolor de encías es una sensación que puede ser causada por algunas enfermedades periodontales. Entre ellas podemos mencionar la gingivitis o la periodontitis, mejor conocida como piorrea.

Si estas enfermedades no se tratan debidamente, pueden ocasionar retracción de encías y sangrado. Sin embargo, en algunas oportunidades puede presentarse puntualmente por tratamientos, heridas o traumatismos. En este caso, el dolor en las encías es temporal y dura muy corto tiempo.

¿Por qué se produce el dolor de encías?

El dolor en las encías es causado por procesos infecciosos o bacterianos en la cavidad bucal. Esto causa una inflamación y por ende un dolor persistente en las encías.

Muchas causas del dolor e inflamación oral son serias. Solo en algunos casos pueden ser síntomas de otros irritantes bucales. A continuación, reflejaremos las causas comunes del dolor de encía:

Enfermedades periodontales

Estas son las primordiales causas del dolor de encías. Normalmente sucede por acumulación de bacterias (placa bacteriana) en la cavidad bucal. Asimismo, pueden deberse a hábitos no saludables como fumar o padecimientos como infecciones sistémicas o diabetes. La última consecuencia es que, si no se tratan correctamente y no hay hábitos saludables, puede perderse los dientes.

Irritaciones por algunos alimento o aparatos

Alimentos como frutas ácidas pueden causar irritación en las encías sensibles. Se producen laceraciones en el tejido gingival que rodea el diente causando el dolor.

Asimismo, sucede con algunos aparatos dentales como brackets, prótesis, puentes entre otros. Estos ejercen presión en el hueso del diente afectando la línea gingival y produciendo mucho dolor. Generalmente esta sensación suele durar pocos días, pero si persiste debes consulta a un dentista u ortodontista.

Cepillado inadecuado

Las bacterias bucales junto con la mucosidad y otros microorganismos, forman la “placa” la cual se deposita sobre los dientes. El cepillado con cerdas adecuadas elimina gran parte de la placa. Si esta no se remueve constantemente puede solidificarse y convertirse en “sarro” que un simple cepillado ya no podrá quitar.

Trastornos hormonales

Muchos de los cambios hormonales desestabilizan la función normal de nuestro cuerpo y la parte bucal no es la excepción. Estos pueden debilitar las encías volviéndolas más sensibles, según la Asociación Dental Americana (ADA), debido a las irregularidades hormonales.

Entre las más recurrente tenemos el embarazo, debido a los cambios que nuestro cuerpo experimenta. Estos cambios hacen sentir más propensas a bacterias en nuestro organismo.

encía adolorída

Otros aspectos

Por último, entre los porqués de un dolor de encías, podemos encontrar la desnutrición. La boca es sensible también a la salud corporal general. Las muelas del juicio es otra de las causas por las cuales la encía puede doler. Por último, los tratamientos dentales pueden causar molestias puntuales.

Dolor de encías y…

En este punto, colocaremos algunas relaciones directas entre el dolor de encías y otras afecciones. Veamos qué aspectos pueden influir para producir esta desagradable sensación bucal.

Dolor de encías e inflamación

Una encía sana es aquella que tiene un color rosado y mantienen firmes los dientes. Ahora bien, cuando se encuentran rojas y de un tamaño más grande, es indicio de inflamación. El dolor de encías inflamadas está relacionado con:

  • Placa dental: un exceso puede causar irritación e inflamación con el consecuente dolor.
  • Úlceras: estas anomalías suelen ser rojas o de color gris, con un dolor incesante en la encía que se produce. Además, vienen acompañadas por inflamación.
  • Abrasión: si te cepillas de una forma inadecuada, dura, agresiva o dañina, pueden dañar el tejido gingival. Con ello, se presenta un fuerte dolor e inflamación que molesta por el tiempo que dure.

Dolor de encías y sangrado

Cuando existe dolor y sangrado de encías, es posible que la enfermedad bucal haya avanzado en gravedad. Probablemente una gingivitis haya derivado en una periodontitis. También, puede deberse a que después de un tratamiento bucal, la zona de la encía involucrada está sensible.

En todo caso, si el sangrado persiste más allá de unos pocos días (2 o 3 días) es bueno que consultes un dentista.

Dolor de encías y dientes

El dolor de dientes y encías puede ser producto de la “muela del juicio” o cordales, como también son conocidas. El nacimiento o brote de estas piezas dentales, puede causar serias molestias a las personas. Esto puede darse entre los 16 y 22 años.

Otra de las causas para que los dientes causen dolor, se debe a la alineación. Cuando hay malas posiciones o alineaciones, se acumula más sarro de lo normal en zonas poco accesibles. Si no se elimina con una limpieza, puede transformarse en gingivitis y producir dolor intenso.

¿Te duelen las encías?

La clave está en la prevención. Si tienes sensibilidad o te duelen mucho las encías, es bueno que tengas una consulta con el dentista. En Clínica B. Murri te ofrecemos consejos para los cuidados y tratamiento de tus encías. Si quieres, desde aquí puedes pedir tu cita para recibir lo mejor en cuidado dental.

Estamos en Torremolinos (Málaga), Calle Rio Aranda 3, 29620. Tenemos una gran variedad de servicios odontológicos que van desde cirugía dental hasta odontopediatría. Así que, comparte este mensaje en tus redes o coméntanos más sobre tus experiencias de cuidados de implantes dentales.

PIDE TU CITA Ir arriba