Después de una ortodoncia ¿Que retenedor escoger?

La ortodoncia es uno de los tratamientos dentales más recurrentes en todas partes del mundo. Son miles de personas las que acuden a la ortodoncia para  corregir la postura de sus piezas dentales, y todas ellas se preguntan ¿Son necesarios los retenedores después de la ortodoncia? En efecto, se debe utilizar el retenedor después de ortodoncia y hoy te estaremos explicando porqué.

¿Por qué un retenedor después de una ortodoncia?

Como tratamiento dental, la ortodoncia te obliga a llevar brackets en tus dientes durante ciertos meses o incluso largos años. Durante el tiempo que pases con dichos brackets, tus dientes se acostumbrarán a tener una cierta presión que les hace mantenerse en una posición fija.

Sin embargo, una vez que se retira la ortodoncia porque el tratamiento ha cumplido con su objetivo, los dientes van a tener la tendencia natural a moverse. Esto, por supuesto, no es lo idóneo, mucho menos luego de llevar brackets. Es por ello que los dentistas profesionales recomiendan el uso de retenedores después de los Brackets.

El retenedor dental ¿Qué es y de qué consta?

Ahora que entiendes porqué después de los brackets hay que usar retenedores, tienes que conocer más sobre este artefacto en sí. Un retenedor puede ser fijo o removible según cómo lo recomiende tu dentista de cabecera. Pero todos ellos suelen estar formados por plástico y metal. Algunos modelos más recientes solo usan plástico.

Los retenedores después de los Brackets se colocan en la parte superior e inferior de los dientes, justo donde antes estaba la ortodoncia. Cada retenedor se elabora según la medida y la posición de las piezas dentales de cada persona. Por lo que al colocarse ejercerá la presión necesaria para evitar que los dientes se muevan.

¿Cuál es el uso del retenedor dental?

El uso principal que se le da a los retenedores es luego de completar un tratamiento de ortodoncia. Ya que, como explicamos con anterioridad, funcionan como una placa de contención después de los brackets para inmovilizar a los dientes por completo.

Pero, aunque no lo creas, también se les da otros usos a los retenedores. Por ejemplo, muchos dentistas recomiendan su uso para aquellas personas que tienen problemas con el empuje de la lengua. Se trata de una afección común con la cual se saca la lengua a través de los dientes siempre que se habla de forma inconsciente.

Del mismo modo, su uso es recomendado para todos aquellos pacientes que sufren de afecciones temporomandibulares. Tales como el bruxismo o problemas con la mordida a la hora de comer.

Tipos de retenedores

Un factor de suma importancia a conocer sobre esto tiene que ver con los tipos de retenedores después de los brackets. En efecto, hay una gran variedad de retenedores que puedes usar luego de la ortodoncia. Por ello, te hablaremos de los tipos más destacados. Pero recuerda que, quien toma la decisión del tipo de retenedor ideal para ti, siempre debe ser tu dentista.

Retenedores removibles Hawley

En primer lugar nos encontramos con los retenedores removibles Hawley que son los más comunes de todos. Están compuestos de acrílico y un alambre que cubre los dientes por la parte delantera.

Esto es de ayuda para evitar que el retenedor se mueva durante su uso. Este tipo de retenedores después de brackets se deben utilizar todo el tiempo, menos a la hora de comer o cepillarse los dientes.

Retenedores removibles Essix

En el segundo lugar nos encontramos con otros retenedores removibles, pero cuyo diseño es distinto al anterior. En este caso, el retenedor removible Essix está hecho a base de una férula de plástico totalmente transparente. De allí que estos sean unas excelentes retenedores después de invisalign.

Nuevamente, se trata de un artefacto que se debe utilizar excepto al comer o cepillarse. La única desventaja de su uso es que luego de una cierta cantidad de tiempo se vuelven muy visibles los signos del desgaste del retenedor.

Retenedor fijo

Por último, pero no menos importante, están los retenedores fijos. Como bien lo indica su nombre, son un tipo de retenedor que el paciente no puede quitar a placer. Ya que están formados por un alambre que se coloca en la cara interior de los dientes y que se adhieren a los dientes caninos.

Son unos retenedores eficaces y que te permiten ocultar por completo el hecho de que llevas retenedores. Pero es importante destacar que debes aumentar tu higiene dental una vez que te los coloquen.

¿Sobre qué precio oscilan los retenedores dentales?

Un factor que todos deben conocer al respecto de los retenedores dentales después de los brackets tiene que ver con su precio. Como te podrás imaginar, el costo dependerá del tipo de retenedor que debas utilizar.

Los retenedores fijos pueden llegar a costar entre 100 y 200 euros por cada hilera de dientes. Mientras que los removibles tienen un costo más elevado. Dicho costo puede rondar los 1000 o inclusive los 3000 euros. Sin duda los precios más costosos son de aquellos que son removibles y transparentes.

Si quieres evaluar mejor el presupuesto de unos retenedores dentales de calidad, en Clínica B Murri estamos para servirte. Desde nuestra sección de Contacto podrás comunicarte con nosotros para agendar tu cita el día de tu preferencia.

¿Los retenedores dentales como se ponen?

Esta es una duda frecuente en todas aquellas personas que recurren a los retenedores como contención después de los brackets. Pero sobre todo en aquellas que deben utilizar los retenedores removibles, pues quienes usan uno fijo no deberán realizar este proceso.

El modo de poner los retenedores dentales es realmente muy simple. Y es una tarea que te será sencilla realizar siempre que vayas a comer, cepillarte o limpiar los retenedores.

Deberás tomar el retenedor que va en la hilera dental superior y encajarlo entre tus encías y los dientes, y lo mismo debes hacer en la hilera inferior. Así ellos quedan encajados en las hileras superiores e inferiores de forma exacta. Por lo que todo lo que deberás hacer para retirarlos es tomarlos con cuidado y retirarlos de cada hilera dental.

Recuerda que es importante colocarle los retenedores apenas culmines con la ortodoncia. Hay quienes se preguntan ¿Puedo usar retenedores después de mucho tiempo? Y en realidad esto no es recomendable, ya que los dientes se habrán movido de lugar y entonces vuelve a ser necesaria la ortodoncia como tal.

¿Cuánto tiempo se deben utilizar los retenedores?

Si te preguntas cuánto tiempo se usan los retenedores después de los brackets, debes saber que esto es algo que debe establecer con precisión el dentista que está atendiéndote. Sin embargo, en la mayoría de los casos se trata de un artefacto que deberás utilizar entre unos cuatro o seis meses.

Limpieza y cuidado de retenedores movibles

Todos los retenedores que se emplean luego de la ortodoncia deben de ser limpiados cada vez que se retiran. De ese modo se procura mantener la higiene dental al máximo.

Para la limpieza de este tipo de retenedores puedes utilizar jabón neutro o sumergirlos en agua con pastillas para limpiar prótesis dentales. Pero, aunque parezca extraño, no se recomienda el uso de la crema dental para la limpieza de estos aparatos. Mucho menos para aquellos que son transparentes ya que pueden tornarse blancos.

Limpieza y cuidado de retenedores fijos

Por otro lado, los retenedores fijos sí se limpian al mismo tiempo que te cepillas, ya que no hay modo de retirarlos para limpiarlos de forma más profunda. Sin embargo, para llegar mejor a cada zona dental y del retenedor, puedes emplean un cepillo interproximal para llegar incluso hasta las zonas más pequeñas.

Call Now ButtonPIDE TU CITA Ir arriba