higiene bucal en niños

Consejos para una correcta higiene bucal

En Clínica B. Murri atendemos a muchos pacientes que pudieron haber llevado una mejor higiene bucal para evitar los daños. No por nada la higiene bucal es una de las primeras cosas que tratamos de enseñar a los niños, pero los adultos tienden a olvidar los cuidados adecuados.

Importancia de la higiene dental

La boca es parte del sistema digestivo, por lo que es importante mantener nuestras encías y dientes sanos para que cumplan con su función. Una mala higiene bucal puede conducir a dolor oral y facial, así como a pérdida de dientes, problemas de digestión, problemas del corazón y otros órganos por las infecciones de boca.

importancia de la higiene bucal

Además, 9 de cada 10 enfermedades sistemáticas tienen manifestaciones bucales, por lo que podrías detectarlas a tiempo si acudes al dentista para atender cualquier enfermedad oral. Algunas de estas enfermedades sistemáticas que se manifiestan en la boca son la diabetes, la leucemia y el cáncer oral.

¿Debe ser diferente la higiene bucal en niños y adultos?

Aunque la importancia de la higiene bucal es igual para todos, el adulto será responsable de la salud dental del niño. La higiene bucal en niños es diferente, porque cada grupo de edad tiene diferentes tipos de dientes y distribución.

Por ejemplo, antes de los 3 años resulta innecesario el uso de instrumentos adicionales para controlar la placa dental y bastará con el dentífrico. En cambio, durante los 3 y 6 años debe empezar a utilizarse seda dental en los contactos tanto entre dientes temporales como definitivos. Una vez en la adolescencia, se tiene las habilidades necesarias para practicar una higiene oral adecuada.

¿Qué hacer para tener una perfecta higiene bucal?

Si quieres mejorar tu higiene bucal, hay una serie de cuidados que debes tomar. Solo debes adoptar estos hábitos para conseguir una mejor salud dental e incluso incrementar tu autoestima.

Cepillado de dientes diario

El cepillado de dientes es la parte más básica del cuidado bucal y debes realizarlo tres veces al día durante tres minutos; lo ideal es que esté basado en movimientos suaves y cortos, sin olvidar de cepillarte también la lengua y las encías.

En cuanto a cuándo cepillarte, lo mejor es que sea después de cada comida, para deshacerte de cualquier rastro. Los momentos del día más importantes para cepillarte son antes de acostarte y después de despertarte (recomendamos haber desayunado primero).

Usar un buen cepillo y pasta de dientes

Cepillarte con frecuencia no es suficiente si no cuentas con los implementos correctos, por lo que debes conseguir un buen cepillo y una pasta dental adecuada. En cuanto al cepillo, ya sea uno manual o eléctrico, es recomendable que sea de cerdas suaves o medio duras para evitar dañar tus encías por el exceso de fuerza.

Si bien puedes encontrar gran variedad de dentífricos en el mercado, en Clínica B. Murri recomendamos los que contienen flúor porque refuerzan el esmalte de los dientes y previenen la aparición de caries.

Uso de enjuagues bucales

Además del cepillado, es importante que complementes tu higiene bucal con el uso de enjuagues bucales o colutorios, ya que estos alcanzan lugares que el cepillo no. Estos pueden ayudarte a mantener tu boca sana, evitando la proliferación de bacterias y la aparición de patologías o infecciones.

Sin embargo, estos de ninguna manera sustituirán el cepillado, úsalos como un acompañante; los mejores son los que están hechos a bases de aceites esenciales. En cuanto a su uso, puede implementarse de forma diaria para mantener una boca sana o de forma temporal para solucionar problemas específicos.

Uso de cepillos interdentales o seda dental

Por su parte, los espacios interdentales (los que hay entre cada pieza) son de difícil acceso para un cepillo convencional, porque lo que se recomienda el uso de otros utensilios. La solución más común para limpiar las superficies donde no llega el cepillo es el hilo o seda dental, cuyo uso debe realizarse una vez al día.

Sin embargo, la seda dental puede ser sustituida por un cepillo interdental o interproximal, el cual está específicamente diseñado para higienizar esta parte de la dentadura. Además, los cepillos interdentales se recomiendan ampliamente a las personas que tienen prótesis fijas o implantes dentales.

Comer alimentos crujientes

Además de una buena higiene dental, la alimentación es clave para mantener tu salud bucal. En este sentido, es recomendable que incluyas en tu dieta alimentos crujientes como las manzanas, las zanahorias o las ramas de apio, ya que pueden ayudarte a limpiar la boca y los espacios interdentales.

Es importante que los comas a mordiscos, por los que puedes incorporarlos en una ensalada o comerlos como snacks entre horas en porciones pequeñas.

Cambiar de cepillo

Para evitar enfermedades periodontales, es necesario que reemplaces tu cepillo dental con frecuencia. Recuerda que el cepillo se desgasta con cada uso, por lo que el cepillado no será adecuado con el pasar del tiempo; los expertos recomiendan cambiar el cepillo cada tres o cuatro meses.

Del mismo modo, si has optado por el uso de cepillos interdentales, debes reemplazarlos; en este caso, debido al tipo de uso que reciben, debes reemplazarlos cada mes y medio o dos meses.

Visitar a tu dentista

Por supuesto, ninguna rutina de higiene bucal sustituirá la atención de un dentista. Por un lado, el dentista podrá orientarte sobre cuál es la mejor técnica de cepillado, además de aconsejarte respecto a una dieta adecuada.

Lo mejor es que acudas por lo menos una vez al año, para prevenir la aparición de problemas dentales o poder detectarlos a tiempo. En este sentido, recomendamos que te hagas una profilaxis dental profesional con la misma frecuencia; si has sufrido de alguna enfermedad periodontal, la limpieza podría ser necesaria cada cuatro o seis meses.

¿Necesitas visitar al dentista para mejorar tu higiene bucal?

Finalmente, no hay nada como una visita al dentista para mejorar tu higiene bucal. No siempre debes acudir por algún problema, en ocasiones es necesaria la orientación profesional para adoptar mejores prácticas de higiene. Si quieres mejorar tu higiene bucal con ayuda de un profesional, no dudes en acudir a Clínica B. Murri.

PIDE TU CITA Ir arriba