Qué es la alveolitis

Alveolitis, ¿qué es y cómo se trata?

En algunas ocasiones, cuando se realiza un tratamiento o procedimiento médico, el paciente puede generar algunas reacciones o enfermedades secundarias. Esto es exactamente lo que sucede en el caso de la alveolitis. Y hot te estaremos hablando sobre todo lo que necesitas conocer al respecto.

¿Qué es la alveolitis?

Iniciemos hablando sobre qué es la alveolitis. Se trata de una afección dental que suele surgir luego de extraer una pieza dental de la cavidad bucal por uno u otro motivo. Se trata de una complicación postoperatoria que surge por la falta del tejido granuloso que funciona como barrera entre los huesos y los nervios en la zona de los alveolos.

Los alveolos son toda esa área bucal sobre la cual crecen las piezas dentales. Por lo tanto, al extraer una pieza dental, la capa protectora de los mismos suele desplazarse o no desarrollarse nuevamente del modo correcto. Esto genera que las terminaciones nerviosas de las cavidades dentales se encuentren expuestas.

Dolor por alveolitis

Ante esto, se produce un dolor bastante alto que puede generarle grandes molestias al paciente. El dolor se genera debido a la inflamación que se crea en los alveolos por la falta de la capa protectora que debería estar allí.

¿Por qué aparece la alveolitis?

La aparición de la alveolitis siempre se producirá como una complicación postoperatoria dental a raíz de una exodoncia. Debemos entender por exodoncia al proceso quirúrgico dental mediante el cual se realiza una extracción de una pieza dental.

Dicha extracción puede generarse, a su vez, por diversos motivos. Mayormente tiene que ver con que la pieza dental se haya roto y ante esto se decida retirarla.

Pues bien, al momento de practicar la exodoncia nuestro organismo debería generar en el alveolo del cual se extrajo el diente un coágulo de sangre. El mismo es el encargado de cubrir la cavidad que haya quedado vacía por la operación. Sin embargo, cuando esto no sucede, la cavidad queda abierta y pueden quedar allí restos de comida que facilitan la proliferación de bacterias.

Es entonces cuando el área comenzará a inflamarse e incluso en algunas ocasiones se puede generar una infección y a esto se le conoce como alveolitis. Por lo tanto, se vuelve importante volver al dentista para tratarte esto lo más pronto posible.

Tipos de alveolitis

Ahora bien, es importante destacar que hoy en día se conocen dos tipos de alveolitis. Es fundamental conocer la diferencia entre ellas ya que de ello dependerá la gravedad del asunto.

Alveolitis de tipo seca

La alveolitis seca es el tipo de alveolitis más común de todos. Se trata, precisamente, del tipo de afección que se genera, como hemos estado mencionando, cuando no hay presencia del coágulo de sangre que debería estar allí.

Por tanto, al quedar la cavidad abierta y vacía se genera un gran dolor. Ya que no solo se inflama la zona del alveolo, sino que además queda a la vista el hueso de la pieza dental.

Alveolitis de tipo húmeda

En cambio, la alveolitis húmeda es muy distinta al caso anterior y suele ser menos frecuente. En este caso, el alveolo no se encuentra del todo vacío. Sin embargo, puede haber algún tejido interior que esté afectado y esté generando una irritación en la zona del alveolo. Este tipo de alveolitis no es tan dolorosa como la seca, pero es igual de importante el hecho de tratarla.

Síntomas de la alveolitis seca

Si deseas aprender a reconocer el padecimiento de la alveolitis seca, necesitas conocer su sintomatología. Por ello, a continuación, te enlistaremos los síntomas más frecuentes de la alveolitis.

Como bien te hemos estado mencionando, el dolor es el principal síntoma y el más notorio, pero esto no quiere decir que sea el único. Existen también algunos otros síntomas que son importantes de destacar para así poder diagnosticar con total certeza un caso de alveolitis. Por ello, entre los demás síntomas frecuentes se encuentran:

  • Pérdida del coágulo sanguíneo en el área donde se realizó la extracción dental.
  • Presencia de un sabor desagradable en la boca.
  • Visibilidad del hueso de la pieza dental en la cavidad que queda abierta.
  • Dolor que puede extenderse hasta la zona de los ojos, oídos o cuello.
  • Presencial de mal aliento.

Tratamiento de la alveolitis

Por suerte, la alveolitis es una enfermedad reversible que puede desaparecer de tu organismo siempre y cuando se siga el tratamiento adecuado. Este tratamiento solamente podrá ser determinado por un dentista profesional y puede variar según la gravedad de tu caso de alveolitis en específico.

Tratamiento alveolitis

En la mayoría de los casos, con una limpieza dental profunda se puede tratar este padecimiento. Ya que se eliminan los residuos que quedan en la cavidad bucal y se procederá a higienizar la zona del alveolo.

De la mano de esto, es importante que, por tu cuenta, aumentes el cuidado e higiene bucal que sigues a diario. Es fundamental que recuerdes cepillar tus dientes la cantidad de veces recomendada y asegurarte de eliminar todos los residuos que allí queden. Además, en algunos casos, el dentista pude sugerirte utilizar enjuague bucal para una limpieza más profunda.

Del mismo modo, como tratamiento común se suele recomendar también el uso de analgésicos que permitan reducir el dolor que se produce en el área afectada. Así mismo, puede ser de gran ayuda utilizar antibióticos en caso de que la alveolitis haya generado una infección en la cavidad afectada.

Problemas con la alveolitis

Si estás presentando problemas de alveolitis, entonces debes acudir con un profesional dentista para tratarte. Si quieres asegurarte de asistir con el médico adecuado, te recomendamos asistir a nuestra Clínica B. Murri en donde estamos preparados para atenderte.

Apenas notes que estás teniendo un problema de alveolitis, debes acudir a una cita médica para tratarte. Ya que solo así podrás reducir el dolor que has estado sintiendo. Por lo tanto, te invitamos a agendar tu cita con nosotros lo más pronto posible desde nuestra sección de Contacto.

Call Now ButtonPIDE TU CITA Ir arriba